La Romana

Chardonnay, Xarel·lo

Nobleza

La uva con la que elaboramos La Romana proceden de una vieja viña de xarel·lo de rendimiento escaso, aunque exigente en su cuidado. Su nombre proviene de los vestigios romanos localizados en sus alrededores: la Vía Augusta y la lujosa villa crecida en tiempos del Imperio. Una viña, La Romana, que hoy por hoy es madre y marca de un vino de terruño muy especial.

Tal vez más que ningún otro, el blanco La Romana refleja de qué manera Can Bas piensa y elabora sus vinos: Historia, terruño, respeto, contemporaneidad, excelencia…

La Romana no es un vino cerrado. No es un vino que se pueda repetir cada año, ya que su personalidad remite siempre al xarel·lo vendimiado en aquel viñedo repleto de vestigios romanos. Sin embargo, ello no obsta que lo podamos hermanar con alguna de las variedades blancas de Can Bas. Y puesto que en el año 2013 la cosecha de chardonnay de la costa del Serral fue de una calidad excepcional, el vino que hemos obtenido enriquece y procura más complejidad al cupaje con el xarel·lo del viñedo La Romana. El resultado: un blanco cremoso, intenso, largo, noble e interesante.

A la vista, luce un amarillo transparente, cálido, sin estridencias. En nariz, apreciamos una combinación justa entre la fruta arracimada y dejes de boscaje venidos de la madera de roble. Cuando pasa en boca sorprende: La entrada es ligera, la textura agradable, los aromas consistentes y su persistencia clama al recuerdo.

La Romana marida bien con ostras, mariscos así como con pescado blanco y armoniza excelentemente ágapes tradicionales.

Se recomienda servirlo entre 12ºC y 14ºC.

Ficha Técnica La Romana 2015 (abrir pdf)

Ficha Técnica La Romana 2014 (abrir pdf)

Ficha Técnica La Romana 2013 (abrir pdf)

Comprar